Ayuda de Skype

    Todos los productos

    Resolución de problemas con la calidad de las llamadas de Skype

    Volver a los resultados de búsqueda

    ¿Tienes problemas con tus llamadas de Skype? Lo más probable es que la culpable sea tu conexión a Internet, o la de tu amigo. Una mala conexión a Internet puede causar llamadas interrumpidas, retrasos y una mala calidad de audio y vídeo. También verás el indicador de la calidad de las llamadas cuando haya un problema. Los siguientes consejos te pueden ayudar.

    1. Consulta la Página de estado de Skype.
      Este sitio te indicará si se han notificado problemas.

    2. Asegúrate de que cumples los requisitos mínimos del sistema y de que estás usando la última versión de Skype.
      Mejoramos constantemente la calidad de las llamadas, así que, si quieres obtener el máximo rendimiento, asegúrate de que tanto tú como la persona a la que llamas cumpláis los requisitos mínimos del sistema y que uséis la última versión de Skype.

    3. Comprueba tu PC y la conexión a Internet.
      Una mala conexión puede provocar cortes en las llamadas, el bloqueo o la congelación del vídeo, o un sonido deficiente. Si tienes una conexión deficiente, es posible que recibas una notificación que indica Mala conexión de red.

      Aquí puedes ver otros aspectos que podrían afectar a la calidad de la llamada:

      • Asegúrate de que tienes una señal potente de WiFi o, si es posible, usa una conexión por cable.

      • Si la conexión a Internet pierde calidad durante la llamada, Skype podría desactivar una o varias secuencias de vídeo en las llamadas grupales. Cuando se recupere la conexión a Internet, Skype volverá a activar el vídeo automáticamente.

      • Si tienes problemas de conexión en Windows, puedes seguir los pasos de resolución de problemas de ¿Por qué no me puedo conectar?.

      • Cierra todas las aplicaciones que puedan estar interfiriendo con tu llamada. Las aplicaciones de uso compartido de archivos, la transmisión de audio o vídeo en directo o el mero hecho de tener un navegador abierto pueden consumir ancho de banda.

      • Si estás utilizando Skype en un portátil y estás en modo de ahorro de energía, enchufa el equipo a la corriente o cámbiate al modo de rendimiento máximo.

    En primer lugar, comprueba si tú y la persona a la que llamas tenéis la última versión de Skype instalada. Comprueba también tu conexión y cierra todas las aplicaciones que puedan estar interfiriendo con tu llamada. Si eso no funciona, podría haber un problema con el hardware.

    Hay algunos pasos que puedes probar:

    • Comprueba tu micrófono, los altavoces o los auriculares. Asegúrate de que estén conectados y de que no se hayan silenciado.
    • Comprueba la cámara. Comprueba que la cámara web está encendida, apunta hacia a ti y que no hay nada que la obstaculice.
    • Haz una llamada de prueba gratis en Skype. En la llamada de prueba se te pedirá que grabes un mensaje que luego se reproducirá. Es la forma más sencilla de ver si hay un problema con tu configuración de sonido. Cómo hacer una llamada de prueba.
    • ¿Escuchas el eco de tu propia voz? Es posible que el problema esté en el dispositivo de la persona a la que llamas. Pídele que baje el volumen de reproducción.
    • Comprueba tu audio. Intenta reproducir una canción o usar otra aplicación con sonido y prueba el volumen. Si puedes escuchar el sonido, puede que sea la otra persona la que tiene el problema con la llamada, así que pídele que también siga estos pasos.
    • Comprueba el sitio web del fabricante. Con tantas marcas y dispositivos diferentes, hay muchos motivos que pueden hacer que tu cámara no funcione correctamente. Cada marca es distinta, por lo que siempre es una buena opción comprobar el sitio web del fabricante para consultar guías o ayuda para resolver problemas.

    En primer lugar, comprueba si tú y la persona a la que llamas tenéis la última versión de Skype instalada. Comprueba también tu conexión y cierra todas las aplicaciones que puedan estar interfiriendo con tu llamada. Si eso no funciona, podría haber un problema con el hardware.

    Hay algunos pasos que puedes probar:

    • Comprueba tu micrófono, los altavoces o los auriculares. Asegúrate de que estén conectados y de que no se hayan silenciado.
    • Comprueba la cámara. Comprueba que la cámara web está encendida, apunta hacia a ti y que no hay nada que la obstaculice. Desde Skype en el escritorio, ve a la imagen de tu perfil > Configuración de audio y vídeo > En Vídeo, comprueba si el vídeo muestra una vista previa de la cámara.
      Nota: Si eres usuario de Skype para Windows 10, asegúrate de que la cámara web cumple los requisitos mínimos de las aplicaciones de la Tienda Windows.
    • Haz una llamada de prueba gratis en Skype. En la llamada de prueba se te pedirá que grabes un mensaje que luego se reproducirá. Es la forma más sencilla de ver si hay un problema con tu configuración de sonido. En Skype en el escritorio, haz clic en la imagen de tu perfil>Configuración de audio y vídeo >Haz una llamada de prueba gratis.
    • ¿Escuchas el eco de tu propia voz? Es posible que el problema esté en el dispositivo de la persona a la que llamas. Pídele que baje el volumen de reproducción.
    • Cierra cualquier aplicación que pueda usar tu cámara web. Es posible que Skype no pueda acceder a tu cámara web si hay otra aplicación que la está usando.
    • Comprueba tu audio. Intenta reproducir una canción o usar otra aplicación con sonido y prueba el volumen. Si puedes escuchar el sonido, puede que sea la otra persona la que tiene el problema con la llamada, así que pídele que también siga estos pasos.
    • Comprueba el sitio web del fabricante. Con tantas marcas y dispositivos diferentes, hay muchos motivos que pueden hacer que tu cámara no funcione correctamente. Cada marca es distinta, por lo que siempre es una buena opción comprobar el sitio web del fabricante para consultar guías o ayuda para resolver problemas.

    ¿Te ha resultado útil este artículo?

    No

    Haznos saber por qué no hemos podido ayudarte hoy

    Importante : No indiques información personal (como el nombre de Skype, la dirección de correo electrónico, la cuenta Microsoft, la contraseña, el nombre real o el número de teléfono) en el campo de arriba.

    Skype no es apto para llamadas de emergencia
    Skype no reemplaza al teléfono y no puede usarse para llamadas de emergencia.